fbpx

Final del capítulo 1: Dalia y Margarita en el bosque

Final del capítulo 1: Dalia y Margarita en el bosque

Final del capítulo 1: Dalia y Margarita en el bosque 900 675 Bombón

Dalia y Margarita se miraron a los ojos, se los frotaron y la primera se llegó incluso a pellizcar en el brazo para ver si estaba despierta y si era cierto que esa voz existía y que les había hablado.

  • ¿Todo esto es nuestro? No me lo puedo creer- exclamó Margarita tocando el pelo suave de un abrigo rojo. – es un abrigo precioso, este lazo, y su capota. Nunca hubiera podido soñar con algo más bonito y que conjunte con mi melena rubia y ondulada. ¿Y puedo elegir cama? Dalia, la que más me gusta es esa que tiene dosel, con cortinas bordadas. ¿Me la puedes dejar a mí?

Dalia, que todavía estaba en las nubes pensando en aquella extraña voz que esperaba pacientemente una respuesta, asintió sin percartarse realmente de lo que hacía y se acercó hasta la chimenea en el centro del salón.

  • Entonces ¿esta casa es la nuestra? Es preciosa, gracias. Me gusta la idea de repartir felicidad y optimismo, pero no sé cómo hacerlo ni por dónde podemos empezar. ¿Qué tenemos qué hacer? ¿Y qué es una muñeca? Creo que no entiendo muy bien.
  • No os preocupéis por eso, simplemente vivid vuestro día a día, que todo llegará poco a poco. Tenéis que llegar a inspirar la vida de la persona que decidirá crear vuestras muñecas para estar seguras de que existiréis y de que podréis ayudar a la conciencia colectiva de este mundo. El camino que tomaréis no será premeditado, se presentará a vosotras de manera fluida. Una muñeca es una representación de una niña o de un niño a pequeña escala. Los niños los utilizan como juguete e imaginan que son sus hijas, sus hermanas o sus amigas. Gracias a esta forma de juego se pueden transmitir valores. Ellas se encargarán de finalizar vuestra misión aportando a cada hogar la alegría Bombón tan necesaria en el mundo. Vivid con amor y ayudando a todo animal o persona que se cruce en vuestro camino. Vuestra familia se hará inmensa, ya lo veréis. Ahora tengo que partir, pero nunca estaré lejos, siempre me hallaré por aquí. En este lugar vive la bruja del bosque. Pertenece a otra familia de flores, pero ella siempre os ayudará. A veces es un poco cascarrabias, pero tiene un buen corazón. Un fuerte abrazo, queridas Bombones. ¡Hasta la próxima!

Y así concluye este primer capítulo sobre las Bombón, en el que se narra su nacimiento y su misión en el mundo.

¿Queréis saber cómo continua nuestro relato? He aquí un pequeño extracto…

Segundo Capítulo

En el que Dalia y Margarita empiezan a recibir información sobre la creadora de sus muñecas.

Una semana después de haber sido adoptadas por la casa del bosque, las pequeñas aún no cabían en sí de la alegría que sentían por lo precioso del lugar, la belleza de la naturaleza y, sobre todo, por la facilidad con la que cada tarea se realizaba casi al instante de pensarla.

Pronto se dieron cuenta de que prácticamente cada elemento de aquella casa era mágico. Lo mismo sucedía con sus mentes. Margarita pensaba en algo y en su camino aparecía lo necesario para llevar a cabo la tarea que había imaginado. Por supuesto, tenían que hacer el esfuerzo de pensar en probabilidades y de ponerlo en práctica, pero los útiles les venían dados.

Si a Dalia se le ocurría que tenían que ir a recoger bayas y frutos para comer, de repente, aparecía una cesta de mimbre, perfectamente preparada, sobre la mesa de la cocina. Y su abrigo se prepara solito y se doblaba sobre el respaldo de la silla, para que no se olvidara de él.

Dalia no tenía frío y por eso había recibido un vestido de manga corta, que, por cierto, era de un precioso color azul. La que no cesaba de quejarse, a pesar de las facilidades con las que vivían, era Magarita. No ponía un pie fuera de casa sin su abrigo de paño rojo, con su caperuza y todo. Incluso así de abrigada, se le quedaba la nariz completamente congelada y cuando llegaba a casa se cubría bajo una manta frente a la chimenea.

(continuará…)